Blogger Template by Blogcrowds.

101+19=120 poemas
Autor: Ángel González
Editorial: Visor de Poesía
Páginas: 227 páginas


Este es el último poemario que he leído: 101+19=120 poemas (Ángel González).
Antología poética del maestro y referente para muchos Ángel González, donde recoge con atino gran parte de su bagaje poético siempre con el realismo y la ironía como estandartes.
Desde la sencillez y sin caer en la vulgaridad, representa toda una época con astucia y clarividencia retratada en unos versos atemporales.
Varios de sus poemas provocan tal explosión de sentimientos en el lector que es imposible quedarse indiferente.
Al recordar (después de haber dejado reposar su debido tiempo el poemario) me asalta una palabra ligada a este escritor y es: versatilidad, con esos cambios de registro y tocando tantos palos. Sin duda es un libro de cabecera.
A continuación extraigo un par de poemas y un vídeo complementario digno de rememorar.




ELEGÍA PURA


Aquí no pasa nada,
salvo el tiempo:
irrepetible
música que resuena,
ya extinguida,
en un corazón hueco, abandonado,
que alguien toma un momento,
escucha
y tira.


CIUDAD CERO
Una revolución.
Luego una guerra.
En aquellos dos años —que eran
la quinta parte de toda mi vida—,
ya había experimentado sensaciones distintas.
Imaginé más tarde
lo que es la lucha en calidad de hombre.
Pero como tal niño,
la guerra, para mí, era tan sólo:
suspensión de las clases escolares,
Isabelita en bragas en el sótano,
cementerios de coches, pisos
abandonados, hambre indefinible,
sangre descubierta
en la tierra o las losas de la calle,
un terror que duraba
lo que el frágil rumor de los cristales
después de la explosión,
y el casi incomprensible
dolor de los adultos,
sus lágrimas, su miedo,
su ira sofocada,
que, por algún resquicio,
entraban en mi alma
para desvanecerse luego, pronto,
ante uno de los muchos
prodigios cotidianos: el hallazgo
de una bala aún caliente,
el incendio
de un edificio próximo,
los restos de un saqueo
—papeles y retratos
en medio de la calle...
Todo pasó,
todo es borroso ahora, todo
menos eso que apenas percibía
en aquel tiempo
y que, años más tarde,
resurgió en mi interior, ya para siempre:
este miedo difuso,
esta ira repentina,
estas imprevisibles
y verdaderas ganas de llorar.


En resumen: Un poemario excelso donde el autor recoge gran parte de su obra poética. Imprescindible para todo amante de la poesía.

Próximo libro: Luis Alberto de Cuenca (Poesía 1979-1996).

2 Comments:

  1. Silente said...
    Excelente libro y entrada. También el próximo.
    Enhorabuena por tu "saber leer".
    Castorin said...
    Muchas gracias, Silente.
    Un saludo y buena lectura.

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal