Blogger Template by Blogcrowds.

Seguro que esta historia te suena
Autor: Karmelo Iribarren
Editorial: Colección Calle del aire Sevilla renacimiento.
Páginas: 317 páginas

Este es el último libro que he tenido el auténtico placer de leer: Seguro que esta historia te suena. Primeramente, reseñar que es el mejor poemario que he leído en los últimos años y se ha hecho por mérito propio un hueco en mi estantería de libros favoritos.

Ya había leído anteriormente poemas sueltos en internet de este autor, pero andaba detrás de esta antología que recoge sus poemas desde el año 1985 hasta el 2005.
Un excelente poemario donde Karmelo (peso pesado dentro del panorama poético nacional) nos va relatando acontecimientos, historias y vivencias de su existencia con un lenguaje directo, cotidiano y sincero y siempre con la verdad por delante.
El libro está dividido en cinco secciones bien diferenciadas entre sí (La condición urbana- Serie b- Desde el fondo de la barra- Poemas dispersos- La frontera y otros poemas), donde desgrana su vida de detrás de la barra, su relación en pareja o bien como un avezado observador de la vida. Hastiado en ciertos momentos y curtido en mil batallas, este poeta urbano nos lleva a dar una vuelta desde el casco viejo donostiarra hasta la mismísima torre Eiffel.
A medida que se avanza en su lectura, muchos de sus poemas son tan altamente inflamables como si introdujésemos gasolina en el depósito de agua de un camión de bomberos; quedan grabados indeleblemente en le mente del lector. A continuación extraigo varios poemas del libro.

DE RISA, CARO Y PELIGROSO


Ir de maldito

por la vida
a estas alturas
además de ser muy poco estético
puede salirte por un ojo
de la cara
cuando no de otro sitio.
Sólo escuchar
los precios del mercado
-y no exclusivamente negro-
es para alucinar: quince trompos
por un jodido gramo
más cortado
que el coño de Mae West.
Aunque también
puedes ponerte ciego
de vino peleón,
en cuyo caso
te irás tiñendo de un verde
amarillento
y acabarás soplando una flauta de juguete
en cualquier boca de metro.
Y todo esto,
por supuesto,
sin perpetrar un maldito
poema
ni haber leído
al borrachín
de Baudelaire.

¡CLARO!

Me miro en una foto
de cuando tenía veinte años,
y no me reconozco.
No puede ser -me digo-
que ese inocente con cara
de pan ázimo, sea yo.
Qué ha hecho de mí, la vida.
Y me sirvo otro trago.
Y luego otro. Y otro.
Y empiezo a verlo todo
muchísimo más claro.

LA VIDA, OTRA VEZ, SIEMPRE

La vida es
como rellenas
un pliego
de descargo:
nunca te hace caso
ni dios.
Siempre te falta
alguna póliza,
algún dato,
alguna cifra,
algún papel.
Siempre se guardan
alguna carta
en la manga,
para finalmente
poder seguir
jodiéndote.

MOMENTOS QUE NO TIENEN PRECIO

Lllegar al fin
hasta la puerta
de tu casa,
entrar,
echar todas las cerraduras,
y, como quien saborea
el sabor de la venganza,
ahí
os quedáis,
hijosdeputa.

En resumen: Un poemario ciertamente imprescindible para todo amante del género, y qué cojones... para el que no, también. Totalmente recomendable.

Próximo libro: Un lento aprendizaje (Thomas Pynchon).

1 Comment:

  1. Moreno said...
    Hola: tienes un blog muy interesante.
    Quiero comunicarte que has sido ganador del sorteo de la novela "Una guerra sencilla", ponte en contacto conmigo y te mando el libro.
    Saludos

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal