Blogger Template by Blogcrowds.

Entrevistas breves con hombres repulsivos
Autor: David Foster Wallace
Editorial: Mondadori
Páginas: 328 páginas


Bueno, pues este es el último libro que he leído.
Es una antología compuesta de 23 cuentos que oscilan entre la perspicacia y la brutalidad, desgranando la psicología de personajes ya de por sí marginales.
Foster Wallace incide en esas psicologías con precisión de cirujano. En sus relatos hay hombres que hablan de sus perturbaciones sexuales, sus fetiches, anhelos y fantasías, pero siempre con miedo al compromiso y al amor.
También retrata a la perfección a personas deprimidas y esposas obsesionadas con el sexo.
Su prosa (elíptica y repetitiva) en ocasiones se hace un tanto cargante. Pero no es menos cierto, que en el libro hay 3 relatos excepcionales titulados: Otro ejemplo más de la porosidad de ciertas fronteras (XI y XXIV) o El diablo es un hombre ocupado, que hacen que realmente merezca la pena comprarse el libro, y claro está, sumergirse en su lectura.

En resumen: Un libro exhuberante y narrado anárquicamente, con grandes contrastes entre sus relatos. Leer a sorbitos.

Próximo libro: Luzmila (Álvaro Pombo).

El lobo estepario
Autor: Hermann Hesse
Editorial: Alianza editorial
Páginas: 344 páginas

Después de leer este excepcional libro, voy a hacer la reseña que merece.

Primeramente, apuntar que es una novela dura y que en algunos momentos se hace difícil leer, por el mismo tema en sí y por la manera de escribir del autor (muchos adjetivos, frases largas con sentencias cortas dentro, etcétera) puede hacerse algo árida. Pero es tanto lo que dice dentro, tanto lo que enseña y lo que hace pensar, que realmente vale la pena su lectura.
Tal vez el retrato de su protagonista y personaje principal (Harry) no nos sea tan desconocido, dado que representa la propia sociedad que hemos generado y alguno de sus pilares lo que provoca que siempre haya quien pierde el tren y va a otro ritmo, y se siente infinitamente solo dentro de este mundo ajeno. O tal vez el vivirlo todo a medias, el no implicarse; o reducir el ser humano a etiquetas, meras etiquetas que nunca podrán realmente definir las mil y una facetas de los hombres (ni siquiera nos servirían de cara a nosotros mismos). Etiquetas que, pretendiendo aportar información, nos confunden e impiden conocernos.



Insisto, no es un libro fácil (para mí no lo ha sido) y puede resultar destructor a veces, pero si tenéis ocasión de leerlo, intentad sacarle el jugo, porque hay mucho que aprovechar en él.
La frase que aparece en el libro y lo puede resumir bastante bien, viene a decir aproximádamente que en la vida se está para vivir y no para pensar, y que quien piensa no vive y, además, se ahoga.
Es un libro que nos muestra cuáles son los extremos a los que puede llegar el ser humano en su distanciamiento del mundo, derribado por la aceptación de vivir en un mundo caótico, que no es lo peor, sino que precisamente lo más desagradable en darse cuenta de que pocos son los que tienen la intención de cambiarlo.
Debemos recordar que su autor (Hermann Hesse) viene de una escuela bastante dura, como lo es la de Nietzsche, por lo que debemos entender la forma en que este escribe.

En resumen: Un libro muy denso. Un clásico. Incita a la meditación y a volver a restablecer nuestros valores e inspeccionar nuestros principios a fondo. Invita a aprender a jugar un juego: el juego de la vida.

Próximo libro: Entrevistas breves con hombres repulsivos (David Foster Wallace).

Tres rosas amarillas
Autor: Raymond Carver
Editorial: Anagrama
Páginas: 160 páginas

Principalmente, Raymond Carver sigue sin convercerme, pero francamente este libro compuesto de siete relatos me ha gustado bastante más que el anterior que leí y reseñé del mismo autor, titulado ¿Quieres hacer el favor de callarte, por favor?

Bien es cierto que los dos son libros de relatos, pero esta vez, leo a un Carver más sincero si cabe. Desnuda con atino los fantasmas conyugales, la inseguridad, el despecho, la expectación, etcétera.
Su manera de narrar me sigue pareciendo corriente e impersonal, sin aparente motivación mas que la de relatar hechos y situaciones comunes cortando el relato a mitad de narración (momento en el que el lector se queda con cara de bobo e indiferente).
Mención aparte merece el cuento en homenaje a Chejov, que está escrito en un registro un tanto singular. Es el único narrado en tercera persona, de un modo mas distante y los tiempos son mas pausados. Recrea los últimos días de la vida del autor. En mi opinión, es el mejor cuento del libro.

Respeto a los que son devotos y seguidores de este escritor, pero sinceramente, no es de mi agrado. Me frustra.


En resumen: Un libro de relatos con el simple fin de entretener en lo que dura su lectura.

Próximo libro: El lobo estepario (Hermann Hesse).

Y pensaréis, ¿a qué viene esta reseña de un cómic? Pues muy sencillo, después de tanta reseña literaria; simple y llanamente me apetecía daros a conocer este excelente cómic que leí hace muchos años y que en mi opinión es una obra de arte. Entremos en materia...


Lobo (no confundir con Lobezno) es un antihéroe mercenario (cazarecompensas) creado por el artista Keith Giffen y el escritor Roger Slifer, que posee una fuerza y resistencia excepcionales. Ha sido siempre un mal tipo, al que lo único que le gusta es la violencia sin sentido, las mujeres y la intoxicación, aunque no necesariamente en ese orden. El carácter de este personaje es egocéntrico y extremadamente violento, el "chico malo de la DC". Matar es un fin.
Las viñetas que componen los cómics tienen una gran calidad artística, conteniendo innumerables cargas de violencia, gore e ironía.
Los aficionados a los cómics, sabrán o conocerán a este carismático personaje, a los que desconozcan de lo que hablo (y les guste los cómics) les aconsejo correr hacia un quiosco y hacerse con uno de sus ejemplares. A continuación os dejo un extracto de un capítulo. Ya me contaréis...



Uploaded with ImageShack.us

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal